De vez en cuando, a veces tengo que votar en contra de los elementos legislativos que apoyo. ¿Por qué? Buena pregunta. En esos casos, yo voto por razones de procedimiento senatorial para que pueda conservar el derecho de volver a llevar la legislación para una nueva votación en el futuro.

Para una explicación de esta regla senatorial tan extraña, por favor, lee este artículo del Washington Post: “Why is Harry Reid Voting Against His Own Plans?” (en inglés).