Reid Sobre El Aniversario De La Tragedia En Newtown

Bookmark and Share

“Tenían tan solo seis y siete años.  Y aunque sus vidas fueron cortas, tocaron el corazón de muchos”. 

“Estoy orgulloso de mi bancada por haber luchado este año para asegurar que podamos mantener las armas lejos de las manos de delincuentes y de personas con enfermedades mentales. Estoy orgulloso de haber votado para prohibir las armas de asalto y limitar el número de balas en los cartuchos… Pero cuando más de 30.000 estadunidenses son asesinados con armas de fuego cada año, es una pena que el Senado de los Estados Unidos no pueda aprobar un proyecto de ley que reduzca la violencia con armas de fuego y que proteja a nuestros ciudadanos más vulnerables – nuestros hijos”.

Washington, D.C. – El Líder de la Mayoría del Senado Harry Reid hizo hoy las siguientes declaraciones en el pleno del Senado sobre el primer aniversario del trágico tiroteo en la escuela primaria Sandy Hook en Newtown, Conn. A continuación, su discurso tal como fue preparado:

“Mañana, Newtown, Connecticut y nuestra nación tomarán un momento para recordar a 20 niños y niñas, y a seis educadores, quienes perdieron sus vidas en la horrible tragedia en la escuela primaria Sandy Hook.

“Allison, Avielle, Charlotte, Daniel, Olivia, Josephine, Ana, Dylan, Madeline, Catherine, Chase, Jesse, James, Grace, Noah, Jack, Emilie, Caroline, Jessica, y Benjamin. Tenían tan solo seis y siete años.  Y aunque sus vidas fueron cortas, tocaron el corazón de muchos. Al igual que el año pasado, mis pensamientos están con las familias de estos pequeños ángeles, y con todos los afectados por esta tragedia en Newtown.

“Honro el sacrificio de Victoria Soto, Dawn Hocksprung, Mary Sherlach, Lauren Russeau, Rachel Davino y Anne Marie Murphy – los maestros y educadores quienes perdieron la vida tratando de proteger a los niños bajo su tutela.  Estos 6 educadores dedicaron sus vidas a enseñar a los niños de Newtown como  leer y escribir,  a sumar y restar, como ser buenos niños y niñas, y como llegar a ser ciudadanos ejemplares. Ellos perdieron la vida protegiendo a estos niños. Son la esperanza que el mundo en donde vivimos necesita.

“Es difícil entender la magnitud de la tragedia que ocurrió en la escuela primaria Sandy Hook, y mucho más difícil recuperarse de ella. Pero las familias de Newtown quienes han encontrado un nuevo propósito en sus vidas me inspiran.

“Hay un dicho Tibetano que dice que ‘la tragedia debería ser utilizada como una fuente de fortaleza’.  El Dalaí Lama dice que no importa las dificultades que uno vive, “si se pierde la esperanza, esa es la verdadera tragedia”.

“Las familias de Newtown han convertido su sufrimiento en activismo, educando a todos los estadounidenses  sobre la violencia de armas de fuego y las enfermedades mentales. Me he reunido con ellas varias veces, y su valentía frente a tanto dolor es una inspiración para mí.

“Estoy orgulloso de mi bancada por haber luchado este año para asegurar que podamos mantener las armas lejos de las manos de delincuentes y de personas con enfermedades mentales. Estoy orgulloso de haber votado para prohibir las armas de asalto y limitar el número de balas en los cartuchos, y para mejorar nuestro sistema de salud mental. Pero cuando más de 30.000 estadunidenses son asesinados con armas de fuego cada año, es una pena que el Senado de los Estados Unidos no pueda aprobar un proyecto de ley que reduzca la violencia con armas de fuego y que proteja a nuestros ciudadanos más vulnerables – nuestros hijos.

“Así que le prometo a las familias de las 26 personas inocentes quienes perdieron sus vidas en Newtown hace un año – y a los 173 niños que han sido asesinados desde el 14 de diciembre del 2012 – los demócratas del Senado no nos daremos por vencidos.

“No nos daremos por vencidos por las víctimas de las 26 tragedias que han ocurrido desde la masacre en Newtown – incluyendo una en Sparks, Nevada en donde perdió la vida un maestro y dos estudiantes resultaron heridos. Y no nos daremos por vencidos por los familiares y amigos de aquellas personas quienes perdieron su vida en un cine en Colorado, y en un templo Sikh en Wisconsin, o en un centro comercial en Oregon – y todos los días en las calles de las ciudades estadounidenses.

“En diciembre del año pasado le prometí a las familias de Newtown que tendríamos un debate extenso sobre cómo cambiar la cultura de la violencia armada en este país. Quiero que todos los que escuchen mi voz sepan que este debate no se ha terminado. Y le pido a los familiares y amigos de aquellos quienes perdieron su vida en Newtown que nunca pierdan la esperanza”.

###

Bookmark and Share