Reid Sobre El Día De La Igualdad Salarial

Bookmark and Share

“Para las mujeres estadounidenses trabajadoras – millones quienes ahora son las proveedoras principales de sus familias – la Ley de Igualdad Salarial representa una importante congruencia: la oportunidad de proveer para sí mismas y sus familias. Es inconcebible que las mujeres estadounidenses solo ganen 77 centavos por cada dólar que sus colegas ganan por hacer el mismo trabajo”.

“A pesar de que el Presidente Obama y los demócratas han logrado avances significativos  para que las mujeres cuenten con equidad de paga, todavía le falta mucho por hacer al Congreso”.

Ya que las mujeres constituyen casi la mitad de toda la fuerza laboral del país, es razonable asumir que los republicanos del Senado tienen cónyuges, hijas o hermanas, quienes son o serán afectadas por esta desigualdad salarial. Le pido a mis colegas republicanos que mantengan en mente a sus seres queridos cuando consideren la equidad de paga para las mujeres.

 

Washington, D.C.  –  El Líder de la Mayoría del Senado Harry Reid hizo hoy las siguientes declaraciones en el pleno del Senado sobre el Día de la Igualdad Salarial y la necesidad de aprobar el Proyecto de Ley de Igualdad Salarial. A continuación, su discurso tal como fue preparado:

“Ralph Waldo Emerson escribió que: ‘los Estados Unidos es un sinónimo de oportunidad’.  El Senado de los Estados Unidos pondrá hoy a prueba las palabras del señor Emerson al enfocar nuestra atención en el tema de equidad salarial. Para las mujeres estadounidenses trabajadoras – millones quienes ahora son las proveedoras principales de sus familias – la Ley de Igualdad Salarial representa una importante congruencia: la oportunidad de proveer para sí mismas y sus familias. Es inconcebible que las mujeres estadounidenses solo ganen 77 centavos por cada dólar que sus colegas ganan por hacer el mismo trabajo. Sin importar si tienen un título profesional, el tipo de empleo, o cuantas horas trabajen, las mujeres son víctimas de la desigualdad salarial. Para que una mujer estadounidense reciba la misma paga que un hombre quien hace el mismo trabajo, debe de trabajar todo el año más 3 meses y 8 días adicionales. Esta es la razón por la cual hoy, 8 de abril – el octavo día del cuarto mes – es el Día de la Igualdad Salarial. Representa el tiempo extra que las mujeres estadounidenses tienen que trabajar para proveer para sus familias. Esta injusticia no se debería de permitir en nuestro país.

“A pesar de que el Presidente Obama y los demócratas han logrado avances significativos  para que las mujeres cuenten con equidad de paga, todavía le falta mucho por hacer al Congreso. Hace cinco años, el Presidente Obama promulgó la Ley de Salario Justo de Lilly Ledbetter – fue la primera ley que firmó como presidente. Esta ley fue el paso más importante que el Congreso ha tomado para alcanzar la equidad de paga para las mujeres desde la Ley de Pago Equitativo de 1963. La Ley de Salario Justo de Lilly Ledbetter ha ayudado a reducir el déficit salarial, sin embargo, las mujeres continúan sufriendo de la discriminación salarial. Este proyecto de ley busca resolver este problema al permitir que las mujeres negocien un salario justo, e incentiva a los empleadores a obedecer las leyes actuales. Permite que las mujeres puedan luchar en contra de la discriminación salarial, y previene que sus empleadores tomen represalias en contra de ellas por hablar de o difundir su información salarial con su colegas. Finalmente, ofrece la asistencia que tanto necesitan las víctimas de este tipo de discriminación. En otras palabras, la Ley de Igualdad Salarial le ofrece a las mujeres  la oportunidad que se merecen para alcanzar sus sueños.

“Desafortunadamente, nuestros esfuerzos para resolver este problema no han sido bienvenidos por los republicanos. Un proyecto de ley similar fue bloqueado por ellos durante el Congreso pasado. Y los republicanos del Senado también bloquearon la equidad de paga en el Congreso previo. Así que por la tercera vez, los demócratas han traído este proyecto de ley ante el Senado con la esperanza de que los republicanos hagan lo correcto. Los republicanos del Senado estarían inconformes con este tipo de discriminación económica bajo cualquier otra circunstancia. Deberían de estar inconformes con la desigualdad salarial de las mujeres. ¿Porque permiten que las mujeres que trabajan el mismo número de horas haciendo el mismo trabajo que sus colegas ganen menos dinero que ellos? Ya que las mujeres constituyen casi la mitad de toda la fuerza laboral del país, es razonable asumir que los republicanos del Senado tienen cónyuges, hijas o hermanas, quienes son o serán afectadas por esta desigualdad salarial. Le pido a mis colegas republicanos que mantengan en mente a sus seres queridos cuando consideren la equidad de paga para las mujeres. El no hacerlo sería simplemente injusto”.

###

Bookmark and Share