Reid: Estoy con Planned Parenthood

Washington, D.C. – El líder demócrata del Senado Harry Reid hizo hoy las siguientes declaraciones en el pleno del Senado sobre el tiroteo en una clínica de Planned Parenthood en Colorado la semana pasada y la importancia de aprobar prácticas reformas a las leyes de seguridad de armas. A continuación, su discurso:

“Nuestra nación sigue aturdida después de los atentados en la clínica de Planned Parenthood en Colorado Springs, Colorado, el pasado viernes. Ese cruel ataque dejó tres muertos – un policía, una madre de dos hijos y un veterano de la guerra en Irak. Nueve otros quedaron heridos. Es indignante que estas víctimas inocentes hayan sido asesinadas a sangre fría en una clínica médica durante la temporada del Día de Acción de Gracias. Se evitaron más pérdidas gracias a las acciones rápidas y heroicas de las fuerzas policiacas y de valientes transeúntes como Ke’Arre Stewart, el veterano de la guerra en Irak que mencione. El señor Stewart salió corriendo para llamar a las autoridades, y fue herido de bala cuando regresaba al lugar de los hechos para ayudar.

“Solo puedo imaginar el dolor y la angustia que están sintiendo las víctimas y sus familias. Sé que es de poco consuelo, pero todo el Senado los acompaña en su luto. Nuestros pensamientos están con ellos, sus familias y los socorristas que pusieron fin al brutal ataque.

“Pero aquí en el Senado no deberíamos hacer caso omiso del contexto en que ocurrió este vil asalto. El verano pasado, un grupo de extrema derecha empezó a publicar una serie de videos muy editados haciendo acusaciones infundadas. Y desde entonces los republicanos del Congreso se han dedicado a la misión de quitarle fondos a Planned Parenthood, lo cual dañaría irreparablemente el cuidado que brinda este proveedor médico.

“Los republicanos han insistido dos veces en votar para eliminar fondos federales destinados a Planned Parenthood, ninguna de las dos tuvo éxito. Pero siguen insistiendo: los republicanos quieren eliminar los reembolsos de Medicaid a Planned Parenthood.

“Los republicanos también están liderando investigaciones sobre Planned Parenthood en el Congreso, con motivos políticos. El presidente republicano del Comité de Supervisión de la Cámara, el congresista Jason Chaffetz, ha admitido explícitamente que no ha descubierto ningún delito en su investigación de Planned Parenthood. Pero eso no ha evitado que los republicanos de la Cámara designaran $300.000 del contribuyente para financiar un nuevo subcomité especial con fines políticos para investigar a Planned Parenthood. Los republicanos deberían rendirse antes de que gasten una suma equivalente a los millones de dólares que han despilfarrado en el llamado Comité Especial sobre Bengasi – otro ataque con fines políticos que al final no rindió frutos.

“No olvidemos – una de cada cinco mujeres estadounidenses recibirá cuidado médico en una clínica de Planned Parenthood durante su vida. Eliminar el acceso a importantes servicios de salud como pruebas de cáncer de mama y cervical y a los anticonceptivos perjudica a las mujeres. Después de este episodio de terrorismo, felicito a Planned Parenthood por rehusarse a permitir que las amenazas y la violencia se interpongan entre sí y su misión de asegurar que toda mujer tenga acceso a cuidado de salud. Y espero que todos entiendan que yo estoy con Planned Parenthood.

“Pero nosotros, como líderes, tenemos que ser cuidadosos con nuestras palabras y acciones. Alborotar a la gente mientras les das acceso fácil a las armas ha tenido consecuencias desastrosas en este país. Como líderes, tenemos el deber de pensar muy bien lo que decimos y hacemos en este contexto. Y tenemos la responsabilidad de encontrar maneras de parar esta violencia. Los demócratas estamos elaborando propuestas razonables sobre la seguridad de armas que ayudarán a asegurar que las armas de fuego no caigan en manos de personas decididas a cometer actos violentos.

“Es terrible cuántas veces he tenido que hacer esta petición, pero les pido de nuevo a mis colegas republicanos: por favor únanse a nosotros para aprobar prudentes reformas de seguridad de armas. Ayúdenos a evitar que las armas caigan en manos de personas decididas a usarlas para matar a inocentes. Este terrible evento ocurrido hace solo unos días en Colorado ya no está en las noticias – ¿y por qué? Porque se ha vuelto tan común en Estados Unidos.

“Podemos hacer algo al respecto. Primero debemos eliminar las exenciones legales que permiten que sospechosos de terrorismo identificados por el FBI y otros individuos trastornados compren fusiles AK-47 y otras armas. Hoy día un sospechoso de terrorismo puede entrar a una tienda o expo de armas y comprar sofisticadas armas de asalto. No abordar esta exención representa el colmo de la irresponsabilidad por parte de los republicanos del Congreso.

“Después debemos reforzar el sistema de investigación de antecedentes en nuestra nación. No estamos logrando identificar ni evitar que personas con trastornos psicológicos o aquellos con fines violentos compren armas de forma legal. Se necesitan mejores investigaciones de antecedentes para evitar que las armas caigan en manos equivocadas.

“Y por último tenemos que cerrar los resquicios legales que permiten el tráfico ilegal de armas. Hoy día no tenemos leyes que eviten adecuadamente que individuos compren armas con el único fin de transferirlas a criminales. Por ejemplo, una persona sin antecedentes puede comprar un número ilimitado de armas y después venderlas a un cartel, una pandilla u organización terrorista, sin la amenaza de un proceso judicial.

“Desafortunadamente, como en el pasado, los republicanos no se han pronunciado sobre la implementación de cambios de sentido común a nuestras leyes de armas. No escuchamos a siquiera un candidato republicano a la presidencia decir, ‘Tenemos muchas armas – ¿cómo podemos evitar esto?’ En lugar de hacerlo, están ocupados incitando el miedo en contra de los refugiados sirios – aquellos que huyen de Assad e ISIS. Tenemos un riguroso proceso de investigación para aceptar a refugiados. Los refugiados que estamos aceptando son mujeres y niños y hombres mayores con familia. Solo el dos por ciento de los hombres son de edad militar. Pero pese a los hechos, los republicanos quieren que los estadounidenses crean que los refugiados sirios son la máxima amenaza a nuestra seguridad nacional. Y mientras tanto, este Congreso republicano no hace nada para contener la violencia de armas en nuestro país. Habla mal del Partido Republicano que estén más preocupados por evitar la entrada de refugiados sirios en Estados Unidos que por evitar que las armas de fuego caigan en manos de terroristas y aquellos con trastornos psicológicos”.