Reid Habla En El Pleno Del Senado Sobre Los Beneficios De La Inmigración

Bookmark and Share

 Washington, D.C.—El Líder de la Mayoría del Senado Harry Reid hizo hoy las siguientes declaracionesen el pleno del Senado sobre la importancia de generar empleos, los beneficios económicos de la inmigración y de no perder talento estadounidense a otros países. Reid hizo este discurso un día antes de la audiencia que presidirá del Senador Dick Durbin sobre el DREAM Act. A continuación, apartes de su discurso tal como fue preparado.

“…Sr. Presidente, el jueves pasado los demócratas se reunieron con ejecutivos de tres empresas exitosas. Sus empresas son responsables por los puestos de trabajo e ingresos de casi 100 mil trabajadores estadounidenses. Una de estas compañías fabrica medicinas que ayudan a los estadounidenses a llevar una vida más larga y saludable. Otra invierte en los empresarios quienes traen sus ideas a las líneas de producción. Otra le da empleo a científicos e ingenieros para hacer más eficientes aquellas cosas que utilizamos a diario: desde los motores de de propulsión, a los termostatos caseros.

“Estos tres ejecutivos, comprenden lo que se necesita para crear empleos, y por eso les preguntamos qué puede hacer Washington D.C. para ayudar. Esto es lo que nos dijeron a todos los senadores demócratas quienes estábamos presentes. Primero, debemos mejorar y reformar nuestro sistema educativo: Desde el kínder hasta el doceavo grado, para producir una fuerza laboral preparada para los trabajos del mañana. Además, necesitamos entrenar a más científicos, ingenieros, y matemáticos para no arriesgar la posibilidad de quedarnos atrás de la China, India y otros competidores.

“Estos tres ejecutivos creen que debemos reformar nuestro sistema migratorio para mantener nuestra habilidad de competitiva con otras naciones. Los mejores alumnos de todo el mundo vienen a los Estados Unidos para aprovechar lo que ofrecen nuestras universidades de primera categoría. Desafortunadamente, las fallas de nuestro sistema migratorio obligan a la mayoría de esos estudiantes a volver a sus países natales donde compiten con compañías estadunidenses. Deberíamos retener a los más capaces, en el país donde los hemos educado para que empleen a otros estadounidenses.

Bookmark and Share