Reid Sobre El Aniversario Del Domingo Sangriento

Washington, D.C.El Líder de la Mayoría del Senado Harry Reid habló en el pleno del Senado hoy sobre el aniversario de la marcha por los derechos civiles conocida como el Domingo Sangriento. A continuación, apartes de su discurso:

“Hoy, hace 40 años un joven llamado John Lewis se unió a una marcha de Selma a Montgomery en Alabama. A su lado se encontraban cientos de hombres y mujeres buscadores de justicia que pedían el fin de la discriminación y violencia en contra de los afroamericanos.

“Hoy aquel joven John Lewis es un distinguido miembro de la Cámara de Representantes. Pero en aquel entonces él era uno de los jóvenes líderes exigiendo derechos civiles y determinado a luchar por la justicia pidiéndole a los Estados Unidos que cumplieran con uno de los pilares de su fundación: que todas las personas son creadas iguales.

“Aquel día, John esperaba ser arrestado. Pero en lugar de eso, John y los integrantes de la marcha pacífica fueron interceptados, a solo seis cuadras de haber comenzado con su marcha, por policías estatales con perros, con mangueras de agua a presión y con macanas. Muchos de los manifestantes, incluyendo John, fueron brutalmente golpeados.

“La horrible violencia de aquel día – conocida como el Domingo Sangriento – fue transmitida a través del país por televisión. Por primera vez, la cruda realidad de la lucha por derechos civiles fue transmitida a las salas de millones de estadounidenses. El Domingo Sangriento fue un evento decisivo para el movimiento de derechos civiles, ya que millones de estadounidenses levantaron su voz después de ver la injusticia y el baño de sangre en sus televisores.

“Unos días después, los manifestantes pudieron terminar su marcha de Selma a Montgomery. Ese día, más de 25.000 estadounidenses se manifestaron frente al capitolio estatal de Alabama. Y desde la escalinata del capitolio estatal de Alabama, el Dr. Martin Luther King, Jr habló sobre la resistencia pacífica. Dijo esto: ‘Selma, Alabama, se convirtió en algo que despertó la conciencia del hombre. Si lo peor de los Estados Unidos se esconde en callejones obscuros, lo mejor de los estadounidenses surgió con gran pasión a través de todo el país para superar lo peor’. 

“Seis meses después el Presidente Johnson firmo la ley de los Derechos Civiles de 1965. Esta ley fue solo uno de los pasos que debemos tomar para poder cumplir el ideal estadounidense de ‘libertad y Justicia para todos’.

“Hoy en día, una de las leyes nacidas del Domingo Sangriento, la ley de Derechos Electorales, está bajo ataque. La semana pasada, la Suprema Corte escuchó alegatos sobre una demanda que busca terminar con secciones cruciales de esta ley que permitirían que leyes electorales sean manipuladas para discriminar a minorías sin que el gobierno federal pueda intervenir.

“Algunos críticos de esta ley insisten que estas protecciones ya no son necesarias. Sin embargo, cualquier persona que esperó por varias horas para poder votar en las elecciones del 2012 sabe que aún son necesarias. Y cualquier persona que vio como legislaturas estatales aprobaron leyes diseñadas para intimidar a los votantes y para evitar que los pobres, las minorías y las personas de la tercera edad pudieran votar, sabe que la lucha por derechos civiles aún no termina.

“Los Estados Unidos han avanzado significativamente para terminar con el racismo, gracias a personas como John Lewis. Pero ahora es momento de que juntos mantengamos el progreso que hemos ganado teniendo en cuenta los sacrificios que muchos hicieron hace 48 años”.  
 

###