Todos los niños y jóvenes se merecen un hogar seguro, estable y lleno de amor, especialmente los miles de niños en el sistema de bienestar infantil del estado de Nevada. Estoy orgulloso que el Congreso haya dado un paso adelante en el 2008 al aprobar la “Ley para Promover las Conexiones Para Lograr el Éxito y el Aumento de las Adopciones”, la reforma de bienestar infantil más significante de la última década, la cual  ayudará a facilitar la adopción de niños huérfanos y mejorará el cuidado para los niños bajo cuidado de crianza.

En diciembre del 2010, cuando la “Ley Federal de Prevención y Tratamiento del Abuso Infantil” (CAPTA, por sus siglas en inglés) fue aprobada, avanzamos en nuestros esfuerzos para proteger a nuestros niños de abuso y negligencias. CAPTA renovó el apoyo federal para los programas locales de servicios contra la violencia doméstica, continuó con la asistencia para la “Línea Abierta Nacional para la Violencia Doméstica” y otorgó mayor flexibilidad a entidades locales y estatales para ofrecer servicios específicos para sus comunidades.

La “Ley para el Mejoramiento e Innovación de Servicios para Niños y Familias” continua con  el compromiso bipartidista de mejorar el sistema de bienestar infantil al modificar y ampliar dos programas claves; el  “programa de servicios de bienestar infantil Stephanie Tubbs Jone” y el “programa para la promoción de familias seguras y estables”. La ley extiende la duración de estos programas hasta el año fiscal 2016 y le da a los estados más flexibilidad para proveer mentores, una educación estable, y servicios de salud para niños bajo cuidado de crianza.

Sin embargo, aún hay mucho por hacer para prevenir el abuso y la negligencia infantil, apoyar a las familias y niños en riesgo de entrar innecesariamente al sistema de bienestar infantil, y para ayudar a que estos niños afectados se convierten en adultos exitosos. Espero poder seguir trabajando en el Congreso para hallar soluciones a este problema importante.

Justicia Juvenil

Inevitablemente, algunos de nuestros jóvenes toman decisiones malas y violan la ley. Cuando estas violaciones ocurren, debemos percatarnos de las necesidades de los niños. Aunque algunos jóvenes adultos están involucrados en crímenes violentos y necesitan ser tratados con firmeza, la mayoría de los niños son ingresados al sistema juvenil de justicia por violaciones menores.

Muchos son detenidos por ofensas como faltar a la escuela, el consumo de alcohol, o por huir de casa. Estos niños tienen necesidades diferentes a los adultos, y usualmente pueden ser rehabilitados. No podemos mantener un sistema en el que los niños entran a los centros de detención de menores con problemas pequeños y son tratados como criminales endurecidos.

Yo apoyo vigorosamente a la “Ley de Justicia Juvenil y Prevención de Delincuencia (JJDPA por sus siglas en inglés), la cual ayuda a implementar algunas de las mejores prácticas de justicia juvenil por todo el país. Las medidas y programas del JJDPA ayudarán a niños que han tenido problemas a convertirse en individuos productivos y a que contribuyan a la sociedad.

Jóvenes Desamparados

Estoy muy preocupado por el aumento de jóvenes desamparados. Un ambiente estable es extremadamente importante para el crecimiento y desarrollo de los niños. En estos tiempos económicos difíciles, es especialmente importante que le ofrezcamos una fundación segura a los jóvenes, donde puedan adquirir la experiencia que necesitan para convertirse en adultos productivos.

A causa de la crisis hipotecaria, muchos niños terminan en la calle después que sus padres pierden sus casas. Otros jóvenes se escapan, a menudo huyendo del abuso o negligencia en casa. Sin importar la causa, es importante que abordemos este problema. Apoyé la Ley  para Rescatar a los Jóvenes Desamparados en el 2008. Esta ley otorga subvenciones para albergues juveniles, asistencia educativa, y programas que ayudan a los jóvenes encontrar y mantener una vivienda segura y estable.

Me complació también  que “La Ley de Recuperación y Reinversión del 2009”, incluyo $1,5 mil millones de dólares para prevenir que individuos y familias pierdan su hogares, y  para ayudar a aquellos quienes están sin hogar a ponerse de pie otra vez. Adicionalmente, la ley apropió  $70 millones de dólares para el programa “McKinney-Vento”, el cual asegura que jóvenes desamparados se puedan inscribir, asistan y sean exitosos en la escuela.

Cuidado de Salud

Acceso a cuidado de salud asequible y de  calidad es importante para todos los residentes de Nevada, pero especialmente para nuestros niños. Es por eso que trabajé arduamente para aprobar la Ley de Cuidado de Salud Asequible, la cual hará que los costos bajen, creará más opciones, y mejorará la calidad de los servicios de salud para las familias estadounidenses. La ley firmada el 23 de marzo del 2010 asegurará que los niños de Nevada reciban cuidado de salud de calidad:

  • Cobertura para Niños Menores de 26 Años Bajo los Seguros de sus Padres: La nueva ley que permite que jóvenes adultos permanezcan en el seguro medio de sus padres ya ha ayudado a 2,5 millones de jóvenes adultos.
  • Reautorización y Extensión del “Check-Up” de Nevada: Ayude con los esfuerzos para reautorizar el Programa de Seguro Médico para Niños (CHIP, por sus siglas en inglés) en el 2009, me siento orgulloso de haber añadido dos años adicionales para el Nevada “Check-Up” a la Ley de Reforma de Salud. La nueva ley otorga fondos adicionales a los estados para que aseguren acceso y ayuden a las personas a inscribirse al programa CHIP. El programa CHIP de Nevada cubre a más de 22,000 niños cada mes.
  • Mejores Beneficios para Niños: La nueva ley requiere una cobertura básica de servicios pediátricos en todos los planes de salud. También incluye cuidado oral y de visión. Bajo la nueva ley, los niños tendrán acceso a servicios preventivos sin costo alguno. La nueva ley también desarrolla  informes de calidad para mejorar el cuidado de salud para los niños de Nevada.
  • Iniciativas para combatir la obesidad infantil: La nueva ley provee $25 millones de dólares en fondos para el “Proyecto de Prevención de Obesidad Infantil” el cual fue establecido por la legislación que yo exitosamente lleve a la meta final en el 2009.
  • Centros de Salud Escolares (SBHCs por sus siglas en inglés): La nueva ley apropia $200 millones de dólares para la construcción de centros de salud escolares y los recursos que necesitan para su operación. Estos fondos aseguraran que los niños y adolescentes tengan acceso a cuidado de salud de calidad sin preocuparse de los costos.
  • Programas de Visitas Médicas en el Hogar para Niños, Infantes y Mujeres Embarazadas: La nueva ley crea y financia una subvención de $1,5 mil millones de dólares para el desarrollo e implementación de programas de visitas médicas en el hogar para niños, infantes y mujeres embarazadas con el fin de reducir la mortandad materna e infantil, y mejorar el cuidado de salud para las mujeres embarazadas, los recién nacidos y los niños mediante un desarrollo saludable, la enseñanza de prácticas de crianza, la preparación escolar, y la autosuficiencia económica familiar.
  • Servicios de Emergencia para Niños: La nueva ley reautoriza que el Programa de Servicios Médicos de Emergencia para Niños de Wakefield continúe haciendo mejoras al cuidado de salud de emergencia para niños.

En el 2009, también estuve orgulloso de haber ayudado a que la “Ley de Reautorización de Seguros Médicos para Niños” (CHIP por sus siglas en inglés) fuera aprobada en el Senado. Esta ley tan importante asegura que los niños tengan acceso a las visitas médicas y medicinas que necesitan cuando estén enfermos y a exámenes preventivos para mantenerse saludables. Adicionalmente, me enorgullece  haber apoyado varias iniciativas importantes a través de los años que han mejorado el bienestar de los niños.

Por ejemplo, la “Ley Para Proteger La Vida De Los Recién Nacidos”, la cual educa a padres y a proveedores de salud sobre los exámenes médicos para los recién nacidos; mejora la  atención de seguimiento para los niños con una enfermedad detectada a través de estos exámenes, y ayuda a los estados a ampliar y mejorar sus programas de exámenes para recién nacidos.

La “Ley Caroline Pryce Walker de Cáncer Infantil del 2008” ha ayudado a dar esperanza y apoyo a niños y a sus familias quienes están en la lucha contra el  cáncer, y provee recursos cruciales para programas de investigación de cáncer infantil. También apoyé la “Ley de Niños Saludables del 2007” la cual es esencial para ayudar a los niños de bajos recursos de nuestra nación a sobrevivir la infancia y comenzar una vida saludable. Para más información sobre mi trabajo para los niños de Nevada y todos los nevadenses, por favor presiona aquí.

Educación

El Senador Harry Reid en un evento de la organización Mexicanos y Americanos Pensando Juntos (Mexicans and Americans Thinking Together) en Nevada en agosto de 2010.

La educación siempre ha sido la clave del éxito en los Estado Unidos. Mi vida fue transformada gracias a la educación, y se lo primordial y lo importante que es darle a todos los niños de Nevada y la nación una educación de calidad. Estoy luchando para que las escuelas de Nevada puedan hacer frente a sus necesidades al esforzarse  para proporcionar una educación de calidad y mejorar el rendimiento estudiantil. No hay mejor inversión para el futuro de nuestra nación que la creación de escuelas de primera clase. Para obtener más información sobre mi trabajo en el Senado de los Estados Unidos en materia de educación, por favor presiona aquí.

Nutrición Infantil – Almuerzos Escolares

Mi escuela primaria era un cuarto de una casa en donde todos los grados los enseñaba una sola maestra. Íbamos a almorzar a nuestras casas todos los días y mi madre hacía todo lo posible para asegurarse que mis dos hermanos y yo gozáramos de un buen almuerzo. Hasta en  Searchlight, un comunidad rural, comíamos almuerzo que nos daba suficiente energía para todo el día.

Desafortunadamente, no todos los niños tienen ese privilegio hoy en día. Especialmente, en comunidades que tienen un alto índice de desempleo. En Nevada hay más de 117,000 niños viviendo en la pobreza y no saben cuándo volverán a tener su próxima comida. La realidad es preocupante – más de 60,000 mujeres, infantes y niños participan en el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria, también conocido como el Programa WIC por sus siglas en inglés. La ciencia y el sentido común nos dicen que los niños necesitan comidas saludables para sobresalir en sus clases, para ser activos y para tener vidas saludables. La recesión ha afectado a las escuelas y los gobiernos locales que proporcionan desayunos y almuerzos nutritivos  a estudiantes, y a otros programas que ayudan a las familias a poner comida en su mesa.

Es por esto que trabajé con mis colegas del Senado durante el 111 Congreso para aprobar de una manera unánime  la “Ley de Niños Saludables y sin Hambre.” Esta legislación importante firmada por el Presidente Obama, ayuda a las escuelas y gobiernos locales a brindar alimentos saludables a niños que de otra manera no desayunarían o almuercearían. Reduce el papeleo y otras trabas que le cuestan dinero y aumentan las tasas de reembolsos para que las escuelas no tengan que absorber el aumento del costo de los alimentos, un incremento no visto desde 1973. Este proyecto de ley también hizo varios cambios críticos a lo que nuestros niños comen en la escuela:

  • Provee dinero para comprar comida fresca en lugar de comida procesada.
  • Apoya  a productos locales y huertos escolares.
  • Elimina la comida chatarra y las maquinas de refrescos de las escuelas.
  • Ayuda a los estados a financiar programas de prevención de obesidad y de educación nutricional; programas que ayudan a los niños a comer mejor, y a reducir los costos de atención de salud para las familias y el estado.

Los nevadenses quienes dependen de estos programas de nutrición son personas que nunca pensaron que necesitarían ayuda. La Ley de Niños Saludables y sin Hambre reduce el estigma de buscar ayuda, dando a los participantes de WIC tarjetas de débito electrónicas, y en las escuelas secundarias necesitadas, dando comida gratis a todos los estudiantes para que aquellos que no puedan pagar el almuerzo no se queden sin comer.

La ley también permite que los niños quienes estén  bajo cuidado de crianza también reciban comidas gratis.  Tiene buen sentido económico y comienza a cambiar radicalmente la calidad de la comida que se sirve en nuestras escuelas.

Nutrición Infantil Extraescolar

El Senador asiste una feria 'de vuelta a la escuela' en Nevada en agosto de 2010.

El Senador asiste una feria ‘de vuelta a la escuela’ en Nevada en agosto de 2010.

Durante las negociaciones para aprobar la Ley Agrícola del año fiscal del 2010, trabajé  para asegurar que Nevada fuera uno de los 14 estados autorizados para beneficiarse del “Programa de Alimentos para el Cuidado de Niños y Adultos”, el cual provee comidas para niños menores de 18 años de edad que no tienen acceso a una cena diaria.

El Centro de Acción e Investigación Alimenticia estima que los programas de  almuerzos escolares que sirven a 50 niños durante cinco noches a la semana durante el año escolar podrían ser reembolsados más de $ 22,000 por el gobierno federal.

Los programas de cenas escolares después de la escuela  son dirigidos por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés) bajo el Programa de Alimentos para el Cuidado de Niños y Adultos, y en Nevada, es operado por el Departamento de Educación. Además de los pagos en efectivo, los proveedores de estas comidas tienen acceso a la comida proporcionada por el programa de productos básicos del USDA. Estas cenas se sirven en grupos, por lo que los padres o tutores no deben llenar una aplicación.

Continuaré apoyando programas nutricionales como estos. Los niños bien alimentados son más felices, más saludables, y les va mejor en la escuela. Los padres que tienen acceso a comida saludable cocinan comidas más nutritivas. Al  apoyar a los niños y a familias en estos tiempos difíciles y continuar creando más oportunidades para que los residentes de Nevada regresen a trabajar, construiremos un futuro más saludable en donde los niños tengan suficiente comida.

Cumbre para Organizaciones Sin Fines de Lucro de Nevada

Hace poco tuve el placer de ser el anfitrión de  la Cumbre para Organizaciones Sin Fines De Lucro de Bienestar Infantil, Justicia de Menores y Jóvenes Desamparados. Tuve el placer de patrocinar este evento junto con los niños de Advocacy Alliance y el Instituto para la  Investigación y Política Infantil de Nevada. El bienestar de nuestros niños y jóvenes siempre debe ser una prioridad,  ya que representan nuestra inversión más importante en el futuro de nuestro estado y la nación. Su situación también refleja cuestiones más amplias de la comunidad y políticas públicas. Esta cumbre me ofreció la oportunidad para explorar constructivamente estos temas, con un enfoque en tres poblaciones que se encuentran entre las más vulnerables y entre las menos visibles en Estados Unidos. También fue una oportunidad para que las entidades locales y nacionales se reunieran en un foro que propicia el debate y la colaboración sobre temas de política y práctica de bienestar infantil.